Argentina Campeón de América 2021

Argentina Campeón de América 2021

MARACANAZO

ARGENTINA CAMPEON DE AMERICA

Algún día tenía que cortarse la mala suerte, algún día los jóvenes lograrían ver con sus propios ojos un título del seleccionado mayor, algún día toda la nación se fundiría en un grito, el famoso grito sagrado, algún día la vida iba a decirle a Lionel Messi:  “disculpame por haber sido tan injusto con vos, pibe”, ese día llegó.

Luego del desastroso ciclo de Jorge Sampaoli a cargo de la selección absoluta, el inexperto entrenador Lionel Scaloni, quien fuera parte del cuerpo técnico del pelado de Casilda, quedó al frente como DT principal y debió hacerse cargo de un plantel y grupo que estaba destruido. Además su primera responsabilidad en el cargo fue la de dar un corte a varios jugadores y formar la tan esperada renovación. Algo que el hincha de la selección en general pedía a gritos.

Su primera experiencia de verdad la tuvo un año después, en la Copa América 2019 en tierras brasileñas. Que quizás no hace falta recordar pero todo terminó con el robo a nuestra selección y Messi soltando palabras durísimas contra la CONMEBOL, acusándolos de corrupción.

Pero hubo revancha, que debería haber sido en 2020 y en nuestro país, pero si la vamos hacer, hagámoslo a lo grande. Mejor que sea en 2021 y en Brasil, para dar un Maracanazo, nuestro Maracanazo.

Debido a la pandemia Covid-19, la copa debió realizarse a las apuradas, sin selecciones invitadas y muchísimos problemas de contagios. Las diez selecciones sudamericanas se dividieron en dos grupos con cinco integrantes. A la nuestra le tocó un grupo bastante difícil donde lo compartió con Chile, Uruguay, Paraguay y Bolivia.

El primer encuentro fue ante los chilenos que se puede decir que en estos últimos años se formó una pequeña rivalidad. Fue el 14 de junio en el Nilton Santos de Rio de Janeiro. En un partido difícil pero Argentina se mostró superior en casi todo el partido. Comenzamos ganando con un golazo de la magistral zurda de Lionel Messi de tiro libre a los 33 minutos. Pero Eduardo Vargas empató de rebote tras que Emiliano “dibu” Martínez le contuviera un penal a Arturo Vidal. El resultado final fue 1 a 1.

El segundo encuentro fue la primera victoria en el torneo, 1 a 0 ante Uruguay el 18 de junio en el Mané Garrincha de Brasilia, en un partido donde vimos a un Messi totalmente maradoniano, como si estaría jugando en el potrero. De él vino la asistencia para la cabeza de Guido Rodríguez. En términos generales, la selección volvía a tener un encuentro sin muchos sobresaltos, pudo haber ampliado la diferencia. 

En la tercera fecha la selección Argentina se jugaba el pase a la siguiente fase, ante el siempre difícil conjunto paraguayo, aquella noche del 2 de junio en el mismo estadio anterior, nuevamente el equipo de Scaloni se hacía fuerte en el primer tiempo y definía la historia en los primeros minutos. El papu Gómez conectó suavemente por encima del arquero tras asistencia de Ángel Di María antes del cuarto de hora. 

Tras quedar libre en la cuarta fecha, Argentina cerraba su fase de grupos en la fecha cinco ante el débil combinado boliviano. Al llegar a este partido con la clasificación en su poder, el DT Scaloni puso un 11 alternativo en cancha, salvo por la presencia de Lionel Messi, que no se quiso perder ni un solo minuto de la copa. El tramite fue fácil, 4 a 1, con dos de Messi, uno del Papu Gómez y otro de Lautaro Martínez. Argentina quedó primera en su grupo tras conseguir 10 puntos de 12 posibles.

Llegó el turno del mano a mano, o mata a mata como también suelen decirle, yo lo conozco como el que pierde se va a su casa.

El primero fue Ecuador el 3 de julio, la selección dirigida por el maestro Gustavo Alfaro no venia mostrando su mejor versión en esta copa aunque siempre es un rival difícil, ya lo había demostrado en la primera fecha de eliminatorias. Pero este equipo estaba destinado a la gloria. Esa noche bajo la luna de Goiania, los argentinos se despacharon con un 3 a 0 con goles de Rodrigo De Paul, Lautaro Martínez y Lionel Messi, los dos primeros goles fueron tras asistencias del astro argentino.

Ya entre los cuatro mejores, el rival a vencer era la siempre complicada Selección Colombia, el 6 de julio en el Mané Garrincha. Esa noche nuestro equipo se puso en ventaja con un gol de Lautaro Martínez a los 7 minutos de juego pero no supo estirar la ventaja, y ya luego en el segundo tiempo se hizo muy difícil mantener las piernas y la concentración y lo que definitivamente  no pudo hacer fue parar a Luis Díaz, que tuvo uno de esos partidos consagratorios. El propio Díaz  marcó el empate y así se terminó el encuentro. Todo se definiría desde el punto penal, pero todavía había una figura que no fue revelada. El Dibu Martínez tuvo su noche, dando una clase psicológica, una clínica para todos los jóvenes arqueros. Tapó tres remates colombianos y le dio a la selección Argentina el pase a la final para la tan ansiada revancha contra nuestro clásico rival.

Llegó el día, ese día que decíamos que algún día llegaría, tras 28 años de sequía la selección estaba por cortar esa racha tan negativa. Todas estadísticas frente a los brasileños en su tierra eran a favor de ellos, pero nuestra selección se plantó en el Maracaná de Rio de Janeiro con el mismo planteo que le dio resultados en toda la copa, meter con todo en el primer tiempo y luego regularlo y aguantarlo. 

A los 22 minutos del primer tiempo tras un pase tan largo como milimétrico de Rodrigo De Paul a espaldas de Renan Lodi, para Ángel Di María, que tras un corrida, perfecto control y mucho mejor definición, puso el 1 a 0 que gritó todo el país, y porque no, varios países del mundo pendientes que el capitán argentino rompa la maldición. Como era de esperarse el conjunto nacional comenzó a controlar el partido. Ya en el segundo tiempo, Brasil no quería dejar pasar la chance de ser campeón, y arremetió contra el arco del Dibu Martínez, pero por más que intenten una y otra vez, la historia estaba cerrada, Argentina debía ser campeón continental, y por más que pase lo que pase, eso no iba cambiar. El pitazo final llegó y con Messi de rodillas todos fueron a buscarlo para dedicárselo. El tan esperado final feliz. Argentina Campeón de América. 

Estos pibes hicieron historia:

Arqueros: 

  • Franco Armani

  • Emiliano Martínez

  • Agustín Marchesín

  • Juan Musso

Defensores: 

  • Gonzalo Montiel

  • Nicolás Otamendi

  • Germán Pezzella

  • Cristian Romero

  • Nicolás Tagliafico

  • Lucas Martínez Quarta

  • Nahuel Molina

  • Lisandro Martínez

Mediocampistas:

  • Leandro Paredes

  • Guido Rodríguez

  • Giovanni Lo Celso

  • Nicolás Domínguez

  • Rodrigo De Paul

  • Exequiel Palacios

  • Ángel Di María

  • Marcos Acuña

  • Alejandro Gómez

Delanteros:

  • Lionel Messi

  • Lautaro Martínez

  • Nicolás González

  • Ángel Correa

  • Sergio Agüero

  • Joaquín Correa

  • Julián Álvarez

DT y colaboradores:

  • Lionel Scaloni

  • Walter Samuel

  • Roberto Ayala

  • Pablo Aimar

GRACIAS A TODOS.