Spiderman Homecoming

Spiderman Homecoming

La decimosexta entrega del universo cinematográfico de Marvel nos trae por primera vez al superhéroe más popular de todos. Aquel que vendió más comics en la historia de la compañía, estamos hablando de Spiderman.

Esta vez es diferente a las demás películas que veníamos viendo del Hombre Araña, es la primera vez que vemos a un Peter Parker niño, jovencito, que todavía va a la secundaria, que tiene problemas de adolescente, que ya lo picó la araña, que tiene los poderes, que ya se murió el tío Ben y que la tía May no es una anciana, es una señora de cuarenta y largos quizás unos cincuenta, pero que está muy bien. Tras una breve aparición en Captian América: Civil War, ahora tiene su protagónico.

Tras los sucesos de Avenger 1, la ciudad de Nueva York quedó hecha un desastre, en el edificio Stark vemos como están recolectando toda la chatarra alienígena que quedó. El líder de los recolectores es Adrian Toomes interpretado por, me pongo de pie, Michael Keaton, en pleno trabajo llegan los abogados de Stark y le dicen que no pueden tocar nada y que se vayan a sus casas, a lo que Toomes le contesta, que ya contrató a muchos empleados extra para este trabajo, que son familias que perderán su sustento, que aparte se metió en un préstamo para comprar 3 grúas para agilizar el laburo, pero nada les importó y los echaron. Por este motivo Toomes se hace malo y roba material alienígena para crear armas y una súper armadura con la que se transformó en EL BUITRE.

Peter se pasa todas las tardes salvando al barrio de Queens, siendo el verdadero héroe del vecindario. Pero siempre está esperando que Tony lo llame para hacer una misión importante, pero esta no llega. Mientras tanto nos muestran su entorno, su mejor amigo gordito que se llama Ned, su amor platónico que se llama Liz Toomes (una cosa para remarcar, que aun siendo un nerd y bullyniado por sus amigos, compañeros, jefes, en todos los reinicios de la saga consiguió conquistar a la chica linda). Y así por casi una hora de película.

En una noche de acción, Peter vuelve a su casa y sin darse cuenta que su amigo estaba en su habitación, se saca el traje develando así su gran secreto. Aquí el film se pone gracioso, cuando su amigo empieza con las típicas preguntas, de ¿Conoces al Capitán América?, ¿Puedo ser tu compañero?, ¿Qué tan lejos podes tirar la telaraña?, y todo eso, chistes.

Liz organiza una fiesta y Peter quiere impresionarla cayendo vestido de Spiderman, todo una joda de un pibe de 15 años, pero justo en ese momento nota una fuerte luz, y no tuvo más remedio que acudir a ese lugar donde ve que están unos maleantes vendiendo armas (uno de estos, el que quiere comprar se llama Aarón Davis, ojo a ese dato), al ver esto Peter se pregunta ¿Qué onda con eso que tira rayos laser? Y así comienza la persecución que termina con el Buitre arrojando al Hombre Araña al agua y justo cuando se está por ahogar llega Iron Man y lo salva, y de paso lo caga a pedos un poquito y le dice que este es un problema de grandes así que no te metas y anda a ayudar a cruzar la calle a un ciego, todavía no estás para jugar en esta liga, en realidad ese Iron Man es un robot, Tony le está hablando desde otra parte del mundo.

Luego Peter y Ned encuentran un pedazo de piedra de tecnología de aliens, se ponen a perseguir al Buitre, pero no logran alcanzarlo. Descubren que la energía de la piedra es inestable, Ned tenía la piedra en la mochila y explota dentro de un ascensor donde están Ned, Liz, el maestro y alguno más. Peter va y los salva.

Como no podían encontrar al buitre, Ned desde la computadora y Peter desde el campo de acción, encuentran a Aarón Davis, quien era la única pista que podía llevarlos con el Buitre, este Aarón le dice que lo va a ayudar porque él tiene un sobrino pequeño y no quiere ese tipo de armas en las calles. Resulta que Aarón Davis es el tío de Miles Morales, el Spiderman morochito en los comics. Este les dice que se van a encontrar en un barco y hacia allá fue Peter. Acá también la cosa sale mal, porque entre pelea y pelea, tiro por acá y tiro por allá, el barco se abre a la mitad y Spiderman hace todo lo posible para salvarlo en una escena muy épica, pero no es suficiente y nuevamente llega Iron Man para salvar el día y lo vuelve a cagar a pedo a Peter pero esta vez lo hace en persona. Y como castigo le quita el traje le había diseñado.

El joven araña no tiene más remedio que afrontar su vida de expulsado de la compañía Stark, pero esto le da más tiempo para pasarla con sus amigos, mejorar en la escuela y también para conquistar a Liz e invitarla al baile de graduación. Peter se pone muy coqueto para la ocasión, la pasa a buscar y lo recibe el padre, que es nada más y nada menos que el Buitre, ¡chan chan chan! El padre de Liz se ofrece a llevarlos al baile muy gentilmente, y en el transcurso del viaje, la jovencita empieza a hablar de cosas como que cuando me rescató el hombre araña Peter no estaba, el día de la fiesta te fuiste al toque, y cosas así, básicamente estaba diciendo que cada vez que aparece el hombre araña, Peter desaparece.

Aquí es cuando vale la pena pagar por buenos actores, ya que acto seguido, Liz baja del auto y su padre le dice que los deje solos para conversar de algunas cositas. Para poner en contexto, es un mafioso, asesino, que está apretando a un nene de 15 años. Michael Keaton transmite todo ese miedo, con sus gestos, su forma de hablar, impecable.

Peter entra al baile y lo que es una simple escena, tiene todo un contexto, con la verdadera esencia del hombre araña. Él sabe que no puede dejar plantada a su chica, le costó muchísimo conquistarla, ya la dejó plantada una vez, hacerlo nuevamente sería humillante, pero por otro lado sabe su padre está por dar el golpe final esa misma noche y que comportarse como un adolescente (que lo es) solo lo llevó a perder todo lo que había conseguido, por fin entendió la frase que seguramente le dijo su tío aunque no salga en esta película: "Un gran poder, conlleva una gran responsabilidad".

Así Peter abandona a Liz y se marcha para la batalla final que es las alturas, porque es un avión. La pelea es buena, comienza en el cielo y termina en la tierra, cuando el Buitre parece que está por ganar, el material inestable de las rocas alienígenas explotan. Peter gana y entrega al malhechor.

Al ver como ha madurado, Tony Stark decide invitarlo a las nuevas instalaciones de Los Vengadores, le preparó un traje nuevo que está recontra copado, y armó toda una conferencia de prensa para presentar al nuevo Vengador, pero Peter aprendió la lección de verdad, maduró de verdad, él sabe que tiene que proteger a su barrio, a su gente. El planeta si necesita a Hulk como protector o al Capitán, o el mismísimo Iron Man. Y decide que no quiere el traje, que gracias por todo, pero Spiderman trabaja sólo en Queens, para su pueblo. Fin.

Escena pos créditos

El buitre en la cárcel conoce a lo que creemos que es el Escorpión, otro clásico enemigo de Spiderman.